Viajar con mascotas al extranjero

Si deseamos viajar con mascotas al extranjero debemos de tener en cuenta que necesitaremos cumplir los requisitos de papeleo y vacunación que marque la ley del país a donde queramos viajar. En caso contrario podemos encontrarnos con que nos impiden continuar el viaje en la aduana.

Lo primero es acudir a la embajada o el consulado del país de destino y averiguar qué informes veterinarios hemos de presentar para que dejen entrar a nuestras mascotas sin problemas. Además, será preciso expedir un pasaporte con todos los datos identificativos del animal.

Loro en bicicleta

En casi todos los países se consideran mascotas los perros, gatos, pequeños mamíferos, aves que no sean de corral, reptiles, peces, anfibios e invertebrados. La libre circulación de estos animales de compañía está permitida si cumplen los trámites correspondientes.

Un único pasaporte en la Unión Europea

En la Unión Europea los trámites para viajar con mascotas están unificados a través de la expedición del “Pasaporte para Animales Domésticos”, que es válido para perros, gatos y hurones. En este documento consta los datos de identificación tanto del animal como del dueño y el historial veterinario del animal, que deberá incluir el número de chip y la vacuna contra la rabia.

El “Pasaporte para Animales Domésticos” hay que tramitarlo a través de la clínica veterinaria a la que acudimos con nuestro animal, pues es donde certificarán qué tratamientos veterinarios de vacunación y desparasitación se le han aplicado a nuestra mascota y donde se les administrarán los tratamientos que les falten.

Cada país solicitará los tratamientos adecuados para las enfermedades que consideren con mayor riesgo de contagio tanto en el país de origen como en el de destino. De esta forma se prevé la propagación de estas enfermedades.

Tiempo de cuarentena tras los tratamientos

Otra cosa a tener en cuenta para viajar con mascotas al extranjero son los plazos que hay que cumplir entre los tratamientos veterinarios que nos pidan y la fecha prevista para el viaje. Hay que tener en cuenta que una vacunación o desparasitación tiene un periodo de tiempo antes de que sea completamente efectiva. Los plazos asignados pueden variar desde 120 días desde la última vacunación hasta los 6 meses.

Por este motivo es sumamente importante prever con antelación que nuestra mascota pasará todos los controles pertinentes. Si no es así, podemos encontrarnos con la desagradable situación de que no se permita entrar al país a nuestro animal, que los pongan en cuarentena o, en casos sumamente restrictivos, que nos obliguen a sacrificarlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *