Tu perro también tiene frío

No voy a mentir. Considero que los perros son parte de la familia y como tales deben de vivir en casa junto con el hombre. Pero también es fácil entender la postura de algunas familias, en especial aquellas que tienen a numerosos animales, algunas veces recogidos, y que sienten que tener a todos ellos en casa les dificulta enormemente la vida.

También hay razas de perros muy inquietas por naturaleza que en una finca pueden correr con total libertad en el exterior y que se acostumbran a vivir fuera sin problemas. Pero recuerda, si quieres que tu perro viva fuera, debe de hacerlo con toda la seguridad y las máximas comodidades.

perro

En muchas perreras vemos caniles que son auténticos desastres. Un pequeño techo sujeto por dos palos y sin ningún tipo de paredes laterales. Si llueve o si hace frío el perro queda totalmente expuesto a los elementos.

No es cierto que el perro no tenga frío y que su pelo lo proteja de todo. Es verdad que si no le queda más remedio tendrá que conformarse pero ¿crees que no puede sufrir catarros o incluso enfermedades más graves debido a esto? Claro que puede y sería totalmente tu responsabilidad.

Como propietario responsable haz que tu perro tenga una caseta en condiciones, de buen tamaño, cómoda, adecuada a las medidas del perro y que sea lo suficientemente cálida y acogedora. No olvides que la caseta debe de estar limpia y desinfectada para evitar que puedan anidar pulgas o garrapatas.

Si de vez en cuando tienes que cerrar a tu perro, asegúrate de que el canil tiene suficiente espacio para que el animal se mueva con libertad y no esté limitado. Es especialmente importante que tenga un lugar limpio para comer y que su comida esté a buen resguardo evitando así que se la coman roedores o aves.

Si tu perro está en exterior no le pongas cadena. Esto es una verdadera tortura para ellos y en muchos lugares es incluso delito de malos tratos al animal. Opta por un canil cerrado y protegido en el interior del cual el animal tenga su caseta y sus alimentos y un espacio para  moverse.

Por supuesto, aunque el perro esté en una finca y haga ejercicio cada día, puedes salir a pasear con él de vez en cuando para que de este modo se acostumbre a salir atado y socialice con otros animales en lugares indicados para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *