Moda para mascotas: peludos, pero fashion

Como reza el título de este post, el vello corporal no tiene por qué estar reñido con la elegancia en el vestir, seas hombre o bestia, o incluso un animal. Nuestros perros y gatos (y algunos ejemplares de otras especies) levantan las orejas asombrados ante las nuevas tendencias que encontramos en vestuario y accesorios para animales de compañía. La moda para mascotas está aquí para quedarse.

Aparte de una función puramente estética, en algunos casos la ropa cumple una función práctica. En este mundo global interconectado que nos ha tocado sufrir, es posible ver algunas razas totalmente fuera de contexto, sometidas a climas que no conocen; pienso en un chihuahua en Chicago, por ejemplo. En esos casos, se comprende el uso de prendas de abrigo si queremos salir a la calle sin que nuestro compañero se descoyunte temblando.

Moda para mascotas

Se le ve gozando… Es que los gatos siempre han tenido un sentido del ridículo muy marcado

Ya hemos dicho que las mascotas más fashion son perros y gatos, claramente más los primeros, y especialmente si son pequeños; se ve que ponerle un abrigo a un pitbull da más problemas que satisfacciones, como ponerle una camiseta ajustada de tirantes a un gato. No lo intentéis nunca. De verdad.

Este año se llevan… bueno, mejor pregúntale a tu mascota por sus gustos

Podríamos distinguir básicamente dos conjuntos: el de prendas propiamente dicho, y el de accesorios, donde cabrían los arneses y collares, pero también los bolsos, gorras, botas, joyas, en fin, lo que cualquier fashion victim consideraría accesorios. Como fondo de armario, una mascota bien vestida debería contar con un abrigo o dos, un forro o sudadera, un jersey, y un práctico conjunto arnés-mochila. Para ellas, indispensables las braguitas para el celo.

Si la ropa (y los precios) me ha impresionado, los accesorios me han dejado loco. Los colgantes esos entre soft punk y oso de tous ocuparán todos los eslabones de los collares, y triunfarán las correas finas y discretas, en tweed. No es broma. Y atención a las nuevas colecciones de pañuelos y bufandas a lunares, en azules y rosas, darán mucho que ladrar este año.

Si hay que señalar un elemento rompedor este año, serán los “cuatro patas” o monos. Y si todo esto no te ayuda, vístelos de morado, que nunca falla. También te digo que sería interesante preguntarles a ellos a ver qué les parece, en lugar de responder por ellos poniendo una voz ridícula y aguda. Y sería muy, muy interesante si, al menos por un día, fuesen ellos quienes decidieran nuestro vestuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *