Las feromonas felinas, el facebook gatuno

Las feromonas son unas sustancias químicas que emanamos los animales para proporcionarnos información a nivel instintivo. Obviamente, cada especie animal segrega una combinación distinta de feromonas propia para comunicarse.

Las feromonas sexuales están presentes en todas las especies, incluyendo la humana. Aunque nosotros hemos perdido la capacidad de reconocerlas de forma consciente, seguimos recibiendo multitud de estímulos de forma inconsciente a través del olfato y del hipotálamo.

Leonas saludándose

Los gatos utilizan estas sustancias químicas para transmitir una gran cantidad de información que es sumamente importante para ubicarlos en su entorno. Las feromonas felinas u hormonas sociales les ayudan a indicar sus estados de ánimo, los lugares donde se sienten tranquilos, los amigos y conocidos, etc.

Paladear los olores es cosa de gatos

Cuando un gato restriega su cara contra una superficie, otros gatos o en nosotros, está dejando feromonas faciales para recordarles que se encuentra en lugares conocidos y entre congéneres y otras especies familiares con las que se sienten a gusto. Así pues, podemos saber que somos bienvenidos en la familia gatuna en el momento en que restriega su cara contra nosotros.

Las feromonas felinas son captadas a través de órgano de Jacobson u órgano vomeronasal, situado entre el tabique nasal y la mucosa que recubre el paladar. Con este órgano, nuestros gatos pueden paladear los olores y convertirlos en información muy valiosa.

Una mueca peculiar de concentración

Podemos saber cuándo nuestro gato está recibiendo información a través de las feromonas, pues durante el proceso mantienen una curiosa pose gestual que consiste en entornar los ojos y abrir un poco la boca con el morro como arrugado. La imagen que trasmiten es la de que están a punto de estornudar, pero realmente están recibiendo y procesando un montón de información desde el órgano de Jacobson.

Con toda esa información que reciben de forma habitual se hacen un mapa mental de los gatos que hay en la misma zona, del estado de ánimo de cada gato en el momento del marcaje, de si hay alguna hembra en celo, de si ese elemento es conocido o es algo nuevo que acabamos de colocar, etcétera.

Feromonas artificiales para ayudar con el estrés

Los estudios realizados hasta la fecha han reconocido la composición química de las feromonas felinas que indican tranquilidad. De este modo han duplicado esta composición para ofrecer un producto que pueda ayudar a nuestros gatos a reducir su estado de nerviosismo en momentos tan estresantes como viajes, visitas al veterinario, cambios importantes en su ambiente o presentación de otros gatos.

Si consideras que tu gato puede precisar de una ayuda de feromonas felinas artificiales para rebajar su nivel de estrés, consulta con tu veterinario sobre los productos que pueden resultar más adecuados para el caso en concreto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.