La cría del hámster, mucho más de lo que parece (II)

Aunque el celo de la hembra de hámster se repite cada pocos días solamente puede ser fecundada el primer día del ciclo. Habrá que estar pues muy atento a cuándo empieza un ciclo para introducir a la hembra en la jaula del macho. Si eres inexperto y no sabes detectarlo con precisión lo más acertado será dejar a la hembra una semana en la jaula con el macho.

Previamente deberás haber ido presentando a la pareja de hámsteres tal y como hemos comentado en el post anterior y observar si la pareja se acepta a través de los barrotes de ambas jaulas o si, por el contrario, hay animadversión. No introduzcas a una hembra en la jaula del macho si no ves que hay interés, pues pelearán violentamente y se harán daño.

Crías de hámster recién nacidas

Y aunque haya interés, si la hembra no está en celo también se producirá una pelea, por eso es muy importante estar pendiente de ellos. Si se produjera este caso, regresa a la hembra a su jaula y vuelve a intentarlo al día siguiente hasta que se acepten. Como los hámsteres son nocturnos es preferible realizar la presentación por la noche.

A la luz de las velas

El apareamiento suele producirse de noche o en la tranquilidad de la tarde, así pues déjalos unos días juntos. Si a la semana no estás seguro de si ya se han apareado vuelve a poner a la hembra en su jaula y espera unos cuatro días antes de acercar las jaulas de nuevo. Si la hembra se muestra agresiva es que está preñada, si sigue estando receptiva puedes volver a dejarlos juntos.

Mientras que la hembra está en la jaula del macho debes preparar su jaula para la futura crianza. Coloca una caja no muy grande, de unos 15 por 15 centímetros, y paja o heno con el que realizar el nido. La hembra hará el nido ella misma, así que deja los materiales fuera del nido.

A tener en cuenta

No se debe dejar criar a las hembras en las que se detecte una malformación de la pelvis, pues es muy probable que mueran en el parto. Hay que dejar a la hámster gestar lo más tranquila posible para no estresarla y que se le pueda provocar un parto prematuro.

La limpieza de la jaula se limitará a lo básico y lo más espaciado posible. Habrá que añadir a su dieta más cantidad de verduras y mucha agua para que no se deshidrate. Recuerda que está gestando unos siete cachorros en 16 días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *