La alimentación del jilguero (I)

Tener a nuestras aves lo mejor alimentadas posible hará que su estado de salud sea muy bueno y que puedan evitar muchas enfermedades. Además, dependiendo de la época del año, de la edad del ave y de la actividad que realicen precisarán un aporte mayor de comida.

Los jilgueros precisan una alimentación variada compuesta de pienso, fruta y verduras, pero un jilguero en pleno crecimiento necesitará incremetar su dieta para ganar peso y desarrollarse bien. También influye la climatología, debiendo aumentar los nutrientes en las épocas de frío.

Jilguero bebiendo agua

Para que nuestros jilgueros estén en buenas condiciones debemos elaborar su dieta teniendo en cuenta todos los factores. Cualquier cambio brusco en su alimentación puede provocar una alteración de su sistema digestivo, por lo que los cambios hay que hacerlos de forma gradual.

Sabrosas semillas

En libertad, el jilguero se alimenta de semillas de diversos árboles, como el pino, abedul, abetos, cipreses y gramíneas, y semillas de cardos. Estas últimas semillas son sus predilectas y les vienen muy bien pues les aportan antioxidantes y muchos nutrientes.

Los criadores de jilgueros suelen utilizar una mezcla de multitud de semillas con el alpiste como base. El alpiste es muy importante en la dieta porque evita el sobrepeso de las aves, lo que les produciría problemas de salud y de reproducción. Algunas de las semillas utilizadas son avena, sésamo, linaza, perilla, lechuga negra y blanca, adormidera, etc.

Plantas, verduras y frutas

Además del cardo, les podemos suministrar diariamente otras plantas silvestres como la amapola, el girasol, la verdolaga, el sorgo, la achicoria, el diente de león o el panizo. Cualquiera de estas plantas les vendrá bien durante todo el año.

La verdura y la fruta también son otras piezas fundamentales en la alimentación de nuestros jilgueros. Una buena dieta deberá incluir verduras como el tomate, la lechuga, la endivia o la escarola y frutas ricas en agua como la pera, la sandía, la manzana, la fresa, la mandarina o la naranja.

Dietas específicas para distintos periodos

Una alimentación variada y de calidad evitará intoxicaciones alimenticias o carencias nutricionales que afecten a su salud y a su crecimiento. Sobre todo hay que tener cuidado la época de cría y la de muda, pues los jilgueros gastarán muchas energías durante esos periodos.

Dependiendo de la época del año, la temperatura y la edad de las aves, se pueden confeccionar dietas específicas que les aporten los nutrientes ideales para cubrir todas las necesidades de los jilgueros. Las más comunes son: dieta de mantenimiento, de muda y de cría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *