Elegir el sustrato adecuado para nuestro reptil (II)

Los elementos que se emplean en el sustrato natural son de una enorme variedad. Arena, serrín, corteza y fibra de coco, tierra, turba, hojas, musgo, piedras, etc. Aunque todas son adecuadas para reptiles, la especie y la edad puede ser un factor que decante la utilización de uno u otro material.

Como ya se comentó en la primera parte del post, podemos conseguir estos elementos por nuestra cuenta o comprarlos en tiendas especializadas. La diferencia estriba en que los que compramos ya vienen tratados con productos que evitan la aparición de hongos y bacterias.

Elegir el sustrato adecuado para nuestro reptil (II)

Uno de los sustratos más utilizados es la fibra de coco, su reducido coste y la gran variedad de especies que lo admiten lo hace muy interesante. Otro material interesante es el sustrato o arena cálcicos. Este material lleva incorporado calcio y es inocuo si nuestro reptil lo ingiere.

Sustratos para ecosistemas áridos

La arena del desierto es el sustrato más utilizado para los reptiles de climas desérticos y arenosos. Está compuesto por arenas naturales cuyo grano ha sido seleccionado para que sea el adecuado y, también, ha pasado un proceso de limpieza de impurezas. Es ideal para especies excavadoras y, además, estimula del desove.

Las astillas de haya y el granulado de maíz son otros sustratos adecuados para las mascotas que precisen terrarios con ecosistemas secos. Su textura les gusta mucho y conseguiremos que se sientan como en casa.

Sustratos para ecosistemas tropicales y húmedos

La corteza de árbol son uno de los elementos más utilizados en los terrarios tropicales. Se compran ya tratadas con productos antibacterias y fungicidas. Si nuestro reptil tiene ya una edad avanzada, la corteza de pino o las virutas de madera serían sustratos muy buenos para él, pues son muy absorbentes y regulan la humedad ambiente en el terrario.

El musgo es un sustrato típico en los terrarios tipo bosque. Es elegante y recrea el ambiente natural de forma espectacular. También podemos utilizar un sustrato de tierra mezclada si recreamos un ambiente de selva para una especie excavadora, retienen muy bien la humedad y, además, es absorbente.

Sustratos para anfibios y para incubar

La hojarasca es un material muy utilizado en los terrarios para anfibios, ya que retiene mucho la humedad y puede servir de escondite a nuestras mascotas. Las únicas hojas que no se recomienda son las de las coníferas ni las de ecucalipto. Los copos de coco también es otro sustrato apropiado para anfibios por ser ligero y absorbente.

Si decidimos criar, el sustrato ideal para facilitar la incubación de los huevos de nuestros reptiles es la vemiculita. Sobre todo cuando los huevos son de cáscara blanda y de un tamaño pequeño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *