Convence a tu gato de que use su rascador

Uno de los problemas de tener un gato en casa es el hecho de que pueda rascar todos tus muebles, las tapicerías del sofá y de las sillas o incluso las puertas. Lo cierto es que el gato necesita rascar para desgastar y afilar sus uñas, es parte de su instinto. Cuando decides compartir tu vida con uno de estos animales debes de tenerlo en cuenta, ya que extirpar las uñas no es una opción. Pero eso no quiere decir que haya que consentirle todo al minino.

rascador

La educación debe de comenzar desde el minuto cero. Cuando el gatito es pequeño puede resultar gracioso que arañe o amase. Se le ve pequeñito, tan lindo y tierno… pero lo que aprenda a hacer de cría lo hará a lo largo de toda su vida y es muy complicado cambiar los hábitos de un minino. Por eso, lo mejor es inculcarle hábitos buenos desde el principio.

El mismo día que tu gato llegue a casa debe de haber un rascador y es allí a donde deberás de dirigirlo cada vez que el animalito quiera arañar algo. Toda la familia debe de implicarse en eso y no permitirle arañar otras cosas. No es necesario reñirle, solo hay que llevarlo allí y jugar con él, incluso mover sus patitas contra el rascador, para que lo acepte y lo use.

Pequeños trucos que ayudan a que tu gato use su rascador

Hay pequeños trucos que te ayudarán a conseguir este objetivo de que el gato use el rascador, estos son los que generalmente ofrecen más resultados:

-Un rascador grande. Por supuesto, grande para el tamaño del gato. Mientras sea un gatito puede usar un rascador de cartón pero cuando crezca, lo ideal es que sea un rascador que le permita estirarse por completo. Algunas personas lo ponen en la pared, junto a la cama del gato, para que pueda estirarse todo lo que quiera.

-Juguetes que cuelguen. Los juguetes que cuelgan despiertan el instinto cazador del gato. El animal querrá darles con las zarpas y jugar, con lo cual, de paso, arañará el rascador y descubrirá que tiene el tacto justo para que se sienta bien afilándose las uñas.

-El catnip. No funciona con todos los gatos, pero si el tuyo es un amante del catnip solo tienes que ponerlo en el rascador y acudirá como un oso a la miel. Le encantará frotarse con el rascador y jugar con él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *