Cazando para nuestra tortuga acuática

La tortuga acuática más conocida por todos es la Trachemys Scripta Elegans, originaria de América y más conocida como Galápago de Florida, sin embargo es bastante difícil de mantener en cautividad ya que necesita cuidados especiales si no queremos que enferme, por eso la recomendación es que se elija otra tortuga de agua distinta, por ejemplo la Trachemys Scripta Scripta, mucho más fácil de cuidar.

Estas tortugas tienen un buen apetito por lo que no suele ser muy difícil conseguirles alimentos. Sin embargo, si la tortuga que hemos adquirido ha sido capturada hace poco puede ser que tarde un poco en habituarse a los alimentos preparados. Mientras tanto deberemos ir probando hasta acertar.

Tortuga acuática

Como las tortugas de agua son omnívoras podremos proporcionarle una gran variedad de alimentos. En las tiendas especializadas encontraremos pienso especial para ellas, pero si vemos que nuestra nueva amiga no siente deseos de comerlos habremos de cambiar de dieta y seguir probando con el pienso, porque nunca se sabe cuándo van a decidir un cambio de gustos.

 Grillos y lombrices

Aunque dispongamos de un jardín donde poder buscar lombrices de tierra, no es muy recomendable hacerlo a no ser que sepamos que está libre de pesticidas. Si le damos a nuestra tortuga acuática un animal que contenga algún elemento tóxico en su organismo, no tardará en enfermar y, tal vez, morir. En las tiendas dedicadas a la pesca se pueden encontrar este tipo de lombrices con las que podremos alimentar a nuestra amiga.

Otro de los animales que les gusta comer son los grillos. Con ellos pasa lo mismo que con las lombrices, habrá que cuidar que no provengan de campos con pesticidas. Si no disponemos de un sitio donde cazarlos se pueden adquirir en tiendas especializadas en tortugas o directamente a los criaderos a través de internet. Los grillos son una buena fuente de alimentación para las tortugas acuáticas, así que es buena idea incorporarlos a la dieta aunque coman pienso.

Pescados y verduras

Los pescados crudos también son un alimento que recibirán con agrado. El problema que presenta es que ensuciarán el agua del tanque por el elemento oleaginoso que sueltan y tendremos que cambiarla. Si el pescado es algo salado, habrá que desalarlo introduciéndolo en agua un tiempo o y escurriéndolo y cambiando el agua varias veces. Hay que recordar que son tortugas de agua dulce.

Las verduras son un alimento fácil de conseguir y que les gusta mucho, de hecho en su etapa adulta son casi totalmente herbívoras. Lo ideal es que en cada comida se les añada algún trozo de comida vegetal. Son el único alimento que se les puede dar en todo momento sin temer que les produzca ningún problema. Bien lavado y cortado en trocitos pequeños sólo habrá que echarlos en el tanque para que disfruten de un festín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *